Ruta Delta del Ebro - Matarraña - Alcañiz - Barcelona

Después de un tiempo, me aventuro a escribir sobre una ruta que hicimos durante el puente de Todos los Santos, en el cual disponíamos de 4 días.
Ha sido la primera vez que hemos ido hacia esa dirección ( zona Tarragona ), hasta ahora siempre tirábamos para las montañas pre-pirenaicas y muy probablemente, no sea la última.


Día 1: Jueves, 1 de Noviembre

Nos despertamos pronto, muy pronto, demasiado para ser un día festivo. Aunque nuestra idea era empezar la ruta el día anterior al acabar la jornada laboral, las condiciones meteorológicas y del tráfico nos hicieron optar por el plan B. A las 8 en punto de la mañana, salíamos del parking de AC ( en Sentmenat) con puntualidad inglesa hacía lo que sería la primera parada, el área de "la casa de fusta" en el Delta de l'Ebre.
Con las ansias de salir, no habíamos desayunado ni nada y el hambre y yo no nos llevamos bien, así que antes de llegar a Tarragona nos paramos en una estación de servicio a desayunar. Por cierto, una clavada, pero oye, me hubiera comido lo que fuera al precio que fuera.

Como ya os he dicho, no habíamos estado en aquella zona y cuando empezamos a meternos por las carreterillas del Delta no pudimos evitar parar la Auto en medio del camino para hacer unas fotos. Esos campos de arroz nos transportaron por un momento al viaje a Bali que hicimos hace 2 años, no solo por los cultivos en si, sino también por la tranquilidad y paz que se respiraba.


Llegamos al área y aparcamos en un rincón, habían muchas plazas libres y pudimos elegir! Seguidamente sacamos las bicis y a rutear!
El entorno es espectacular, con observatorio de aves en numerosos puntos, los ya mencionados campos de arroz y sobretodo, calma. Un paseo muy agradable. Llegamos a Poblenou y empezamos a buscar donde comer, pero decidimos volver a la auto y comer en restaurante del área, la casa de fusta. Degustamos platos típicos de la zona y nos quedamos tan a gusto, que nos echamos en la AC y nos despertamos a las 9 de la noche! Jajaja! Y así echamos el primer día, por cierto, a la noche el área se llenó!


Día 2: Viernes, 2 de Noviembre

Salió un sol espectacular desde primera hora de la mañana lo que nos permitió desayunar muy tranquilamente en el exterior de la Ac. Habíamos quedado con unos amigos que estaban por la zona, les llamamos y nos dijeron que tenían planeado ir al castillo de Miravet y como esto de la autocaravana es improvisar, pues para allá que fuimos. Después de un millón de curvas y carreteritas estrechas, llegamos a Miravet, pasamos el pueblo con cuidado ya que es algo estrecho y aparcamos en el parking del castillo. La entrada vale 3,50€ por adulto, pero las vistas no tienen precio. El castillo es curioso y bien conservado, no puedes evitar imaginarte las batallas que debieron haber alli, a Ragnar escalando las empinadas paredes del castillo. Aunque no creo que los Vikingos llegaran a la Terra Alta.

Después fuimos a comer a un bar del pueblo con nuestros amigos,y claro, entre caña y caña se nos fue la tarde. Sobre las 17:00 nos montamos de nuevo en nuestro corcel blanco perfilado, y pusimos rumbo al área de Calaceite, Teruel. Decir que se nos hizo de noche pero fue uno de los atardeceres mas bonitos que recuerdo, se apreciaban todo tipo de rojos y naranjas, hasta llegar a la oscuridad.
El área de Calaceite está muy bien, hay espacio de sobras, aprovechamos para recargar aguas, aparcamos y fuimos a dar una vuelta por el pueblo. La verdad que no esperábamos nada especial, pero lo fue, el pueblo es muy muy bonito y de noche iluminado tenia un encanto difícil de describir. Luego ya cenamos y nos pusimos a ver una serie mientras nos entraba el sueño.


Día 3: Sábado, 3 de Noviembre



Qué fresco hace por esos pueblos! Hacía sol pero en lugar de calentar yo creo que enfriaba. Antes de irnos de la villa, quisimos parar en la cooperativa a comprar una botella de aceite ( muy buena ) y un vino ( meh..! ) para agradecer la hospitalidad del pueblo hacia nuestro colectivo y pusimos rumbo a Beceite, que habíamos visto a través de foros que había una ruta para hacer por el rio matarraña.
Al llegar ya vimos que estaba a reventar de gente! Por otro lado, me empecé  calentar cuando vi señales de "prohibido autocaravanas" por allá donde miraba. Que si pernocta prohibida, parking solo de dia, que si prohibido estacionar autocaravanas en los aparcamientos de la ruta (obligación de coger bus lanzadera)... Así que nada, ya iremos otro día (o no...) y pusimos dirección Valderrobles. Todo un acierto, la villa medieval es chulisima, encabezada por un castillo y un entramado de calles con rincones que hacen las delicias de cualquier aficionado a la fotografía. Y el rio transparente! Además tiene área de Ac justo delante de este, con vistas al pueblo. Audrey se dió un bañito y seguimos hacia la siguiente parada, La Freseneda.


No esperábamos nada especial, pero ojo, creo que es el lugar que se lleva el premio de sitio con encanto! El pueblo en general, con una iglesia que tiene las lápidas en las paredes, el castillo del que apenas quedan 3 muros, la ermita.. pero sobretodo, ¡¡¡las vistas!!! Impresionante atardecer, nos quedamos unos minutos disfrutando de aquella maravilla para grabarla en nuestra memoria.
Después de aquel momento Zen, nos movimos hacia el área de Alcañiz. El área no esta mal para visitar la ciudad, cerca del centro y con tiendas y bares alrededor. A pesar de estar en la calle de entrada, por la noche es bastante tranquilo. Nos abrigamos bien, porque ya empezaba a hacer frío y aunque fuera de noche, nos adentramos a hacer un poco de turismo. Lo de siempre, la catedral, la plaza, el castillo... Nos entretuvimos ya que Rebeca se encaprichó de que quería un jamón de Teruel, pero no encontramos charcuterias abiertas y mira que dimos vueltas. En fin, antes de irnos a la auto, compramos 4 cosas en un super cerca del área ( y compramos el dichoso jamón, de paso ) y a jugar al Catan mientras la cena se hacia en el horno..


Día 4: Domingo, 4 de Noviembre.

Lo primero que suelo hacer cuando me despierto en la AC es pasear a Audrey, pero lo primero en lo que pienso es... CAFÉ! Nos encanta el olor de ese brebaje mágico por la mañana. Mientras desayunamos, decidimos qué hacer.
Descubrí que en Caspe, bastante cerca de donde estábamos, hay un outlet de Adidas. Mi mujer, al escuchar dicha información tardó 3 minutos en recoger todo, vestirse y encender la auto.


La verdad es que hay una ofertas muy buenas, fíjate si eran buenas que creo que Rebeca solo dejó 2 prendas de toda la tienda sin probarse. Cuando la pude desenganchar de allí, decidimos que pasaríamos lo que nos quedaba de puente en el pantano de Mequinenza. Después de intentar varias veces encontrar una entrada al pantano sin éxito, tiramos de par4night para ir a lo seguro. Al pasar Mequinenza, había una entrada a una extensión de terreno junto al pantano que tenia nuestro nombre. Allí paramos e hicimos la comida muy tranquilamente hasta que fue hora de terminar nuestra pequeña escapada y volver a casa.

Comentarios

Entradas populares